jueves, 1 de marzo de 2007

¿Cómo es un colegio de calidad?

A propósito del tema de las Escuelas Eficaces, estuvimos como locos buscando un recorte de una columna periodística que leímos y analizamos hace bastante tiempo. La encontramos y queremos ahora compartirla con ustedes:

La siguiente columna fue publicada en el periódico EL UNIVERSAL de Cartagena Colombia, el Domingo 15 de Mayo de 2005, el autor es Rudolf Hommes, Economista, Ex rector de la Universidad de los Andes, Ex ministro de Hacienda en Colombia.


Colegios buenos y malos
Uno se pregunta por qué hay colegios buenos y colegios malos. Hay colegios privados malos, como los hay también buenos y muy buenos, y colegios públicos muy buenos, buenos y muy malos. Igualmente se puede preguntar por qué algunos colegios son consistentemente buenos ( los de jesuitas como regla general, por ejemplo ) mientras otros cambian de calidad, a veces en forma impredecible. Pablo Renato de Souza, quien fue ministro de Educación del Brasil durante ocho años y llevó a cabo significativas reformas de la educación pública se refirió a ello en una conferencia sobre el progreso y las dificultades del sector educativo en América Latina organizada por Preal. Él piensa que los rectores o las rectoras son determinantes en el desempeño de los colegios y que el ambiente administrativo que propicien y la moral y el entusiasmo que sean capaces de generar entre el profesorado y la comunidad hacen las diferencias. Un colegio con un buen rector seguramente va a ser un colegio bueno. Si el rector tiene capacidad administrativa, ejerce liderazgo, logra que el equipo de profesores trabaje como tal y con entusiasmo, el colegio puede llegar a ser muy bueno. Si además hay interacción positiva con la comunidad, los padres de familia y el entorno socio cultural que lo rodea, el colegio puede ser excelente. En América Latina aparentemente no se han hecho estudios concluyentes sobre los factores que afectan la calidad de los colegios públicos y privados, pero en Estados Unidos sí, y han concluido que las variables de mayor impacto son cinco: calidad de liderazgo de los rectores, cooperación y moral del cuerpo docente, alto nivel de exigencia ( tareas ) para estimular y ocupar a los estudiantes, orden y disciplina dentro del plantel, y participación activa de los padres y de la comunidad en la gestión del colegio. La esencia de un colegio bueno es la buena administración, pues estos cinco factores están íntimamente vinculados con una buena gestión de los directivos. Si esto es tan importante, ¿por qué no oímos hablar de ello con más frecuencia? La discusión se orienta más hacia el currículo y los salarios de los maestros, o el presupuesto para educación o los tests de los profesores, todos ellos factores importantes, sin duda, pero se habla muy poco sobre la organización de los colegios. La tradición en los ministerios de educación y dentro de la comunidad docente le ha dado siempre mucha importancia al contenido educativo y a los métodos de educación, por una parte, o a salarios y escalafones por la otra, y no a los aspectos prácticos del manejo del día a día. Y no hay suficiente información e investigación sobre las variables que afectan la calidad de los colegios. A los maestros no les gusta hablar de administación y a las autoridades tampoco. No se oye, por ejemplo, de círculos de calidad de planteles educativos. La escuelas de administración, posiblemente con la excepción de la de los Andes, que tiene alguna tradición en esto, tampoco se ocupan de la administarción de los colegios. Es hora de enmendar esto. Parece necesario que el Ministerio de Educación lleve a cabo o contrate una investigación sobre la administración de los colegios públicos y que se establezcan estándares y guías administrativas, así como un catálogo de buenas prácticas de gestión de los colegios. También es necesario evaluar a los actuales rectores y que reciban entrenamiento formal en gerencia. En la selección de rectores tienen que figurar como criterio determinante la capacidad de liderazgo y las dotes y experiencia administrativa de los candidatos. Por otra parte, hay que crear mecanismos e instituciones de apoyo a los colegios en su gestión administrativa. Sergio Bitar, ministro chileno de Educación, cree que un colegio puede llegar aisladamente sólo hasta un punto, y que para alcanzar estándares más elevados y ser eficiente tiene que pertenecer a una red y contar con apoyo y asesoría técnica especializada, que en el caso de los colegios públicos o los concesionados tiene que provenir necesariamente de las administarciones municipales y del gobierno central.
¿Usted que piensa?

1 comentario:

gresca55 dijo...

En la vida muchas cosas dan vuelta y realmente muchas personas esperan que estas den a su favor, pero no todo es color de rosa y a sì casi nunca sucede, realmente soy estudiante de la universidad de Antioquia y exalumno de el INEM soy de la promociòn 2003 de la modalidad acadèmica me encantarìa tener atravès de este blog un contacto con la comunidad inemita, de la cual aùn me siento propio.